lunes, 18 de mayo de 2009

Respuesta recibida

Ya me contesté lo que me debía contestar (parcialmente). Tengo algo así como una respuesta y es espeluznante y preciosa...

Aquella curiosidad, por otra parte, va en aumento en el plano más virtual (y ñoño) que hay. Le envié un saludo, su nombre y una carita feliz. Que haga de juez y me quite la maldita curiosidad.

lunes, 11 de mayo de 2009

Vocabulario para entenderme a mi mismo

Lo siguiente me servirá para ser más certero al momento de explicar. Son concepciones de palabras cuyo sentido puede estar interpretado por mi de una forma distinta a la común.

Salidas: Entradas o posts que haga por estos lares (¿porqué me lo repito tanto? Los misterios de la vida)
Excursus: Alguna weá de poco valor informativo.
Dios: Personaje ficticio (aunque basado en uno real) de un libro llamado Biblia --.
Fe: Arma de doble filo que requiere gran energía mental para ser usada, por lo que debe ser usada con cautela.
Planos dimensionales: Sitios inferenciales espacio-temporales cuya solidez teórica radica en las enseñanzas de Einstein.
Filosofía/ Filosofar: Entre la concepción natural que tiene, se la atribuyo a los procesos normales que cualquier persona debería hacer. En definitiva, se le acerca al hecho de pensar, pero más analíticamente, por lo tanto, una forma de ver las cosas (o la vida).
Moral y ética: Tabúes instaurados por el sistema tanto para cortar las alas de algunos como para frenar los impulsos psicóticos de otros. Además son parteros de la "conciencia" y tienen aplicación práctica y teórica, respectivamente.
Conciencia: Proceso mental ligado a la memoria y a la cantidad de tabúes acumulados a lo largo de la vida.
Drogas: Sustancias de uso medicinal y/o psicodélico que pueden ampliar el espectro de visión, dar placer visual, sinestésico, emocional y sensacional, multiplicar puntos de vista y aumentar la capacidad cognitiva como volverlo a uno un psicótico dependiente, solitario e incomprendido.
Dependencia: En términos generales, es un bloqueo mental justificado únicamente por las emociones (en casos cotidianos) que debería poder ser erradicado. Claro que también existe la dependencia química, que si la erradicamos, te puede matar (esa hay que dejarla (o quitarla paulatinamente, si es que fuese necesario)).
Análisis: El paso básico y más importante de filosofar que incluye el reconocer el problema o situación, examinar puntos de vista, ver posibles soluciones y accionar.
Vivencias/ Experiencia: Lo que apoya para mi el empirismo como filosofía. Sólo con experiencia la filosofía analítica puede ser pura.
Apariencia: Importante para la sociedad. Como pertenezco a esta sociedad, debo darle importancia (en ciertos aspectos).
Biblia: Conjunto de libros, preferentemente antiquísimos que describen "metafóricamente" el desarrollo de la civilización a la que pertenecen.
Universo: Conjunto de formas (o no) materiales y energéticas que forman un sistema en donde todo se relaciona de alguna forma. Sí, tal como el universo en el que vivimos alguien bota un papel de helado en China y Júpiter tiene una lluvia inminente de meteoritos.
Coincidencia: Dos o más "cosas" se relacionan de alguna forma en algún momento.
Casualidad: Situación forzada por algún cambio en el Universo.
Proyecto: Idea GENIAL que debería concretarse entre un día y una vida.
Proyección: En el humano, actitud que atribuye sus propios defectos o virtudes a los demás, como negación de su propia realidad (Mecanismo de Defensa del Yo).
Conclusión: Lo más concreto rescatable de alguna experiencia, pero sujeta a cambios a medida investigue más.
Inteligencia: Capacidad de reaccionar frente a un problema, dándole una solución efectiva.
 (según gente)
 -de Conocimiento: Ganancia de información de otros autores mediante investigación como referencia.
  -Empírica: Similar a la anterior, pero la ganancia de información es netamente por esfuerzo propio, mediante vivencias.
 -Analítica: Proceso que consta en analizar una situación e inferir al respecto.
Amigo(a): Persona de plena confianza a la que NO DEBERÍA dudar en contar cualquier acontecimiento de mi vida.
Egocentrismo: Actitud requerida para la introspección, pero que requiere un equilibrio con al altruismo.
Introspección: Autoanálisis o autoestudio bastante subjetivo que requiere una mirada muy crítica para crear cambios favorables en la persona propia.
Amor: Procesos fisiológicos que afectan los sentimientos y pueden ser influenciados por la Conciencia (y a su vez, por los tabúes dejados por ética y moral). En el caso de la familia (de padres, específicamente) se suele confundir mucho con el Orgullo Paterno/ Materno.
Orgullo Paterno: Actitud clásica de los padres (padre en su mayoría) que radica en el sentimiento de autoridad que tiene sobre su familia y el miedo a verse disminuido por alguna de las partes de la familia. No es recomendable razonar en tal caso, puesto que el Orgullo ciega y únicamente se atenderán a sentimientos y salidas sencillas.
Orgullo de pareja: Sentimiento de propiedad que suele sentir una o ambas partes en una relación amorosa.


Este Vocabulario estará sujeto a cambios cuando se me pare la raja y weás.

viernes, 8 de mayo de 2009

Justificaciones

¿Soy alguien egocéntrico?
Es probable que así me considere mucha gente. Aunque no me doy a entender como tal ante todos, pero quién me conoce más profundamente podría pensar eso, empero cierta situación en sí es errónea, ya que quien me conoce más profundamente, conoce también mis justificaciones...

La gente tiende a malentender el significado de egocentrismo. Si bien la RAE lo postula como una conducta excesiva, no existe un termino medio que refleje lo que debería ser correcto. Me considero un egoísta moral y un egocéntrico altruista. Creo en la auto superación a partir del desprendimiento de la sociedad, la introspección y el conocimiento propio. Sin embargo, claro tengo que a la virtud no se llega solo. El hombre, como ser social, necesita compañía y pares que compartan sus visiones.
No creo estar 100% en lo correcto. Es más, lo que hago puede no ser más que una fantasía nacida en mi cabeza, o una ilusión que se ha tornado colectiva en algunos casos. Tal vez una justificación a una conducta paranoide. Pero qué le voy a hacer. La gente nace sin razón de ser. Nadie crece y le dicen "tu naciste para salvar vidas, para ser superhéroe, para marcar un hito". Sin embargo, hay instituciones cuyo principio comparto. Hablo de las Iglesias, señores. Aquellos pestilentes centros de lavados de cerebro algo bueno tienen. Y es que se han encargado de predicar también (como toda religión) los preceptos básicos de convivencia. Nos han dicho que matar está mal, mentir está mal, desear a la mujer de tu amigo está mal. Son cosas básicas. Eso es rescatable. Lo complicado comienza al momento de señalar hacia adelante. La iglesia católica nos dice que es el amor: Nacemos para amar al prójimo y a tu Dios superpoderoso (temiéndole, por cierto). Otras religiones más medio orientales tienen una visión de vida que yo creo compartir más: dicen que la vida se trata de la autosuperación y el desarrollo espiritual. Yo lo veo así: Si la Iglesia me dice que de mi vida tengo que hacer amor, dar amor. Es decir, hago buenas acciones y reflejo amor (ojo: bajo la subjetiva mirada católica) y tengo mi vida hecha. No creo que sea tan así. No digo que reflejar "amor" esté mal, pero no siento que sea el propósito central (y mierda, quién sabe, tal vez somos fruto de una cruza de especies que ni Dios sabe que existe). A todo esto, encuentro que el hecho de adquirir cada vez más conocimiento es fructífero de manera insospechada. Para qué voy a estar con cosas, aborrezco a quien no se sienta 5 minutos a pensar, pero luego me aborrezco yo mismo por no compadecer (y sí, ya sé que compadecer es una palabra fuerte), porque ese ente no ha tenido la oportunidad de despertar a la vida real (welcome to the Matrix, madafaka). Alguien podrá decir que es su opción de vida y si, está bien, es válido, no todos pensamos igual y lo tolero, pero hay personas que simplemente por el medio en el que se desenvuelven viven tan vanamente superficial que no han siquiera advertido que existe un mundo por descubrir dentro de sus cabezas. No hay que ser "filósofo" (y lo pongo en comillas, porque en teoría todos deberíamos filosofar) para plantearse situaciones y buscarles solución. Así mismo intentar darle respuesta a cosas más complicadas y etcétera, etcétera y un gran etcétera.

¿Me siento superior al resto?
Esta pregunta es un poco complicada. Un poco a esto me refiero con ser egocéntrico. Me siento bastante superior al resto (aunque depende del punto de vista). Intelectualmente hablando creo que existen varias clases de "inteligencia" (la gente la llama comúnmente así).
Por ejemplo, la de conocimiento (que es a la que me evoco). Es el hecho de poseer mucha información, estar informado. Sin embargo, este tipo de "inteligencia" me parece nula si no tienes la inteligencia analítica, ya que quién sólo posee mucha información tendrá de qué hablar, pero no serán sus palabras. La información recopilada viene de otros autores, por lo que no representa su pensamiento real.
La inteligencia analítica me parece mucho más valiosa, ya que puede poseer poca información, pero el hombre se hace preguntas e infiere respecto a las respuestas; busca y se cuestiona, se interesa y compara. Si a esta se le suma la de conocimiento, se puede llegar a ser una monstruosidad pensante.
Si se combinan ambas, tendríamos una buena fuente de referencia de donde sacar información y nuestro criterio para discriminar dicha información y emitir un valioso juicio.
No conozco mucha gente que accione así. Curiosamente a la gente que sí es así, la he conocido en circunstancias peculiares. Esa gente creo que está a un nivel intelectual elevado y creo estar, a su vez, a su nivel.

Pensar no hace mal. A veces el combatir la ignorancia puede llevarnos de golpe a una realidad no tan bonita como pensábamos que era, pero prefiero ser consciente y decepcionado a vivir felizmente ignorante.

Me parece que mi objetivo personal de vida es darle solución a mis propios misterios y desarrollarme socialmente (a esto creo que podría llamarle "dar amor"). El hecho de adquirir conocimiento está mas que aceptado para mi.

martes, 5 de mayo de 2009

Los amigos


Cuando entré al liceo, tenía tres amigos del colegio. Uno de ellos no entró al liceo que nosotros, por lo que fue costoso mantener la "amistad". No perduró.
Otro amigo, pequeño y moreno, lo tengo hasta el día de hoy como compañero, pero me cuesta entender el significado de amistad para con él. He vivido muchas cosas con él, muchas experiencias, pero incluso hoy me cuesta hablarle ciertas cosas. No encuentro la dichosa confianza. Ahora mismo casi no me junto con él ¿Es un amigo?
El tercero, también es mi compañero de curso, pero es un caso especial. Muchos creen que es una persona agresiva, enojona, hasta chora, pero es todo lo contrario. Como lo conozco desde el colegio, sé que frente a presión, por su inseguridad e ingenuidad, reacciona extraño frente a ciertas situaciones. Por ejemplo, cuando está con una niña, se pone pálido; cuando camina y sabe que lo miran, lo hace como un robot; cuando le rebaten algo, generalmente lo discute con ira (aunque sea un profesor), salvo a personas que el sienta que no lo agredirán (inclúyome ahí). Sin embargo, es una persona a la que me siento en la labor de defender y enseñar (y no digo que no me haya burlado (y lo haya disfrutado) de él en más de una ocasión por su ingenuidad). El problema es que no hay retroalimentación.
Del colegio también tengo una "amiga" que ahora mismo estudia en el curso que yo. Me llevo bien con ella, la quiero harto y sé que ella también a mi, pero hablamos y sé que ella o tomará en cuenta mis consejos. Por eso, en este minuto, dudo que sea amiga.


En el liceo han pasado cosas que no me habría imaginado. Me he juntado con personas que pensé que jamás me juntaría; he aceptado y aprendido a tolerar situaciones diferentes; he madurado mi forma de pensar; he podido ver hasta donde llegan mis capacidades: hasta el infinito y más allá (a la conchesumare).
Ahora bien, en 1ero conocí a un personaje bastante peculiar. Un poco molestoso a ratos, resentido cuando le respondías, pero con algo que me identificaba. Tardé bastante en darme cuenta qué era eso que me identificaba en él. Era tan obvio, pero me vi embobado en la idea de que soy el único pensante aquí (pero pensante en serio, como tú y Lazzaro Bongers sabemos que somos). Y no po', no era nada así la cosa.
Me sorprendió cómo se fue dando la afinidad entre nosotros al pasar el tiempo. Definitivamente, hoy en 4to medio, a este pseudo gringo lo considero un Amigo (con mayúscula, en negrita y cursiva).


Resulta que este Amigo ha tenido 3 momentos claves en su vida: una infancia feliz, una infancia triste y una juventud de desarrollo. Generalmente son los factores que suelen hacer al hombre despertar, pero hay que sumarle una influencia externa que en este minuto estoy buscando en su pasado.
La infancia feliz es importante, porque es la máxima por la cual el ente hará la comparación en cierto momento de su vida. 
La infancia triste es el momento, aunque pequeño aún, de mayor introspección que se tiene. Es aquí donde se aísla, piensa en soledad, se desliga de lo banal. En definitiva, sacrifica lo social por el bien de entenderse y hacerse un ser analítico (muy al estilo de Thoreau). 
En el paso actual, que es la juventud de desarrollo, contrapone todas sus vivencias y empieza a despertar definitivamente hacia la realidad pensante. Ahora es capaz de plantearse problemas mirados de diferentes puntos de vistas y sacar diversas conclusiones (que es la diferencia general entre el pensante y el promedio).


Por todo lo anterior, me sentí identificado de forma muy singular con esta persona, pero como soy un analítico desconfiado, me cuesta creer las cosas inclusive cuando están frente a mis ojos. En navidad, año nuevo y diversos momentos de las vacaciones él me llamó para saludar y juntarnos. El problema es que yo prácticamente no me acordé de él ni de nadie del liceo, lo metí todo a un mismo saco, embuído en mis cosas. El se dio cuenta y se resintió, esta vez completamente justificado. Soy un hijo de puta.
El no le debe tomar mucha importancia ahora, pero me duele que yo haya sido así con él. Definitivamente se ganó mi confianza desde hace tiempo, pero yo no me había dado cuenta que tenía un amigo hasta hace poco.
Aún no se lo digo. Hay un bache en mis pensamientos que me impide hacerlo. Algo hace cortocircuito...


Otro Amigo pude distinguir hace poco. Llegó en 2do medio, se fue y volvió. Compartimos gustos musicales, literarios e ideológicos (menos políticos, ya que se acentúa bastante hacia la derecha). Era lo más cercano a un "pensante" tal cual mi concepción lo reconoce, hasta que me di cuenta que me estaba mirando hacia arriba y, si bien eso se siente bien, no hay nada peor para el desarrollo propio que tener figuras de adoración e ídolos. Uno mismo debe ser su propio ídolo. Decidí tratar de corregirle aquello, aconsejarlo sutilmente. Tiene muchas capacidades y creo en su superación, pero su personalidad hace que su estadía en el liceo sea entre recibir y hacer burlas, lo que lo mantiene aletargado, a mi parecer. Por otra parte, mi otro Amigo no le agrada demasiado la idea de este personaje como amigo. El no le ve las capacidades. Amigo es en general muy asertivo con sus comentarios, por lo que le cuesta ver las cosas de una mirada que contraste demasiado a la suya. Le he dicho que lo conozca, pero sólo convive pacíficamente con Amigo. Supongo que le costará darse cuenta de lo que Amigo es capaz, pero lo hará y sin presiones. De eso no me cabe duda.


Mi segundo Amigo es alguien que tiene las capacidades, la inteligencia y la disposición. Sólo le falta interesarse. Tomarlo como un asunto personal. Empaparse de lo que le quiero decir. Lo malo de su personalidad es que lo que trato de decirle cree que se lo digo como broma y le hace el quite o directamente me agarra pa'l webeo, cosa que no me cuesta recibir y responderle con más webeo, pero no es la idea en este caso. Supongo que todo tiene su tiempo... Sólo necesita un impulso.



Amigos... que aún no les digo que son mis amigos.

domingo, 3 de mayo de 2009

Hubo algo extraño, algo distinto. Me vi reflejado en ella.

Hubo algo extraño, algo distinto. Me vi reflejado en ella.

¿Amor? No entraré en debate conmigo mismo. Descarto el amor, porque no considero saber qué es el amor, aunque, como un niño, creo creer en el amor.

Hace días entro en el perfil de facebook de la hermana de un amigo para ver un rostro que me pareció familiar, intrigante. Algo tenía. No sé cómo explicarlo. Es como en esos sueños extraños que acostumbro tener, de repente me parece tener todo el conocimiento de una situación, o saber cosas que en la realidad no sé, entender cosas inentendibles, dominar actividades que desconozco. Algo así. Pero ahora despierto. Me ha pasado antes, pero no tan fuerte. No son mariposas en la guata, es el deseo de saber qué tendrá ella de especial. Algo importante debe de aportar al universo.

Me arriesgaré a parecer un psicópata agregándola sin conocerla. Que me juzgue como le parezca; eso me ayudará a saber si tiene algo de razón esta (fuerte) intuición que tengo.

A la vez, me siento en la necesidad de enseñarle lo que sé, lo que creo, lo que pienso. Es así como mi amigo Aristóteles dice que debe ser el camino: hacia el conocimiento.

Entonces, me propongo saber qué la hace tan especial. Interesante es algo que evidentemente es, pero especial... especial... especial.

Ya me decidiré.


viernes, 24 de abril de 2009

La Pineal

Sí, cambié el fondo y el tiempo ha volado, pero no en vano.

Hace rato he investigado sobre esta glándula. En definitiva se saben muy pocas cosas de ella, pero la mayoría de lo que he (re)descubierto me han llevado a relacionarla de alguna forma con elementos más metafísicos.
Ha sido difícil no intoxicarse con temas de esoterismo de los cuales me considero escéptico, sin embargo, de una u otra forma he encontrado bases sólidas que avalan estas teorías y se relacionan con casi todo lo que nos rodea. Cuático.

Más adelante creo que me haré una lista con definiciones para no caer en errores conceptuales, que creo que ya he pecado de usarlos impíamente. Ay.

Glándula Epífisis en morado. Qué mejor color.
La pineal está en el centro del cerebro, tiene forma y tamaño de poroto (un poco mas cónico y alargado). Externamente, su ubicación es casi inmediatamente desde donde comienza el puente de la nariz (entre los ojos, un par de centímetros mas arriba). Es uno de los principales controladores del humor, el ánimo, el apetito sexual y conductas anímicas en general que tiene el cuerpo humano (y algunos animales y algas). También recibe el nombre de epífisis.
Sintetiza serotonina (que se encuentra esparcida por todo el cuerpo, principalmente en el tubo digestivo) y la transforma en melatonina, que es en sí la gracia principal que tiene. Esta melatonina, que es secretada por los pinealocitos, (células básicas de la epífisis), está en vasta relación con la luz, por lo que se podría decir que se ve afectada por el ciclo circadiano. Por lo anterior es llamada transductor foto-neuroendocrino, cuya reacción es un impulso neuronal con información ambiental que es convertido en un mensaje químico, terminando con la liberación de melatonina.
La melatonina es principalmente conocida por los científicos por la regulación del sueño o vigilia, lo que conlleva a la regulación de desarrollo, envejecimiento y estabilidad mental, entre otros.

Entonces, la melatonina sería una hormona antagonista al cortisol, por ejemplo, que mantiene despierto y enérgico al sujeto, o la noradrenalina, y así, una serie de hormonas que cumplen funciones perfectas contrarias.
Además de la melatonina, la glándula pineal también produce los químicos "neuromoduladores", llamados beta-carbolinas, que afectan al cerebro. Los Beta-carbolinas son a la vez inhibidores de la MAO (monoamino-oxidasa), así como también inhibidores de la recaptación de serotonina, lo que significa que impiden el colapso de la serotonina, inhibiendo su captación dentro de las sinapsis del cerebro.

Con un mínimo de investigación uno puede percatarse de la relación de la glándula con efectos psicodélicos. Basta con analizar la composición de la melatonina y la serotonina para darse cuenta que son de la misma familia que algunos alucinógenos.
Así mismo, la glándula pineal guarda relación con estímulos electromagnéticos, donde puede llegar a secretar las mismas sustancias en cantidades alucinógenas (el mismo efecto lo lograban en antiguas civilizaciones por medio de infusiones a base de plantas que, básicamente, se componían de familiares de la serotonina).

Es curioso cómo las civilizaciones antiguas tenían dominio de ciencias que, SUPUESTAMENTE, son desconocidas por nosotros hoy en día.
Si pudiera sacar una conclusión de todo esto, sería el hecho de no menospreciar el conocimiento ancestral. El hecho de que hayan estado antes que nosotros, no quiere decir que hayan sido menos inteligentes. No me cabe duda que, excluyendo la mierda que las iglesias y cultos puedan meter en la cabeza de las personas, el hombre es una dualidad de materia y energía.

Ahora me centraré en las civilizaciones de antaño. Que weá más interesante.